Podcast

Speaker Series - El futuro del plástico, impacto ambiental y experiencias nacionales e internacionales

30 Agosto, 2018

LEAD University dedicó la edición ambiental de su plataforma Speaker Series al uso del plástico en Costa Rica, su impacto ambiental, y regulaciones nacionales para su tratamiento. También se conoció la experiencia de la Unión Europea en la materia. En el evento participaron Haydée Rodríguez, Viceministra de Agua y Mares; Alberto Quesada, Asesor Legal de la Fundación MARVIVA; Silvia Pérez, Directora de Responsabilidad Corporativa de de Automercado; Gisela Sánchez, Directora de Relaciones Corporativas de FIFCO; Marco Luconi, Presidente de la Cámara Costarricense de la Industria del Plástico; y Hana Hudak, joven profesional de la Embajada de la Unión Europea en Costa Rica.

El punto de vista de la industria del plástico. Luconi argumentó que el plástico ha sido fundamental para el desarrollo de la civilización humana. Al mismo tiempo, afirmó que no existe el impacto cero, ni siquiera en el uso de lo que se considera pueden ser substitutos del plástico (i.e. el papel y el vidrio). Según Luconi, no se está haciendo sustitución del plástico sobre una base técnica sino emocional, y si cambiamos el material y no la cultura, la huella ecológica podría ser mayor pues todos los materiales consumen energía. La industria mantiene que el énfasis en plásticos de un solo uso es discriminatorio, pues hay otros productos de un solo uso cuya disposición también requiere ser gestionada. Luconi argumentó que en Europa están haciendo énfasis en el reciclaje y el manejo adecuado de desechos.

Análisis del impacto ambiental. El representante de Marviva compartió que en el mundo se han producido 8,300 millones de toneladas de plástico en los últimos 65 años y que de esa cantidad solo se ha reciclado el 9% por una única vez. Argumentó que el plástico es un producto difícil de reciclar una segunda vez por sus características químicas, lo que significa que eventualmente todo plástico terminará siendo un desecho. Como consecuencia, según el analista, 693 especies marinas se han reportado con afectaciones, casi siempre mortales, por plástico. Del total de plástico producido en el mundo, un 46% son productos plásticos de empaque desechable de un eso: bolsas, pajillas, botellas, tapas, etc. Ahora bien, productos como los celulares y las computadoras también son desechables, solo que en un tiempo mayor. Hasta ahora no existe un biopolímero 100% degradable.

¿Qué está haciendo el gobierno? De acuerdo con la viceministra, la política pública está dirigida al plástico desechable o de un solo uso (material de plástico que se desecha después de 20 minutos de uso). La estrategia nacional en la materia tiene varios ejes. Uno de ellos, es reducir el uso de plástico desechable en las instituciones de gobierno. Otro eje de la estrategia incluye la gestión integral de residuos en las municipalidades para dar incentivos a los comercios que reduzcan el uso de plástico desechable (i.e. una reducción de la tasa de recolección de residuos). Otro tema es crear alternativas, lo que implica incentivar la investigación. Uno de los temas centrales de la estrategia es el etiquetado. La viceministra explicó que hay numerosas alternativas en el mercado que se llaman “biodegradables” o “biocompostables” y que en realidad no lo son, y el consumidor las adquiere por esa etiqueta. Finalmente, la viceministra indicó que el tema debe abordarse desde una visión circular que involucre a consumidores y empresarios; en este último caso, buscando siempre la innovación y el desarrollo de alternativas al uso del plástico desechable.

Iniciativas de la empresa privada. La representante de Automercado contó la experiencia de la cadena de supermercados en desincentivar el uso de la bolsa plástica desde marzo del 2014, y manifestó que la industria alimenticia tiene el mayor reto en el tema. Reveló que, en un inicio, en un 12% de las transacciones se rechazaban las bolsas plásticas, pero para finales de agosto de 2018 esa cifra había aumentado a un 40%. Según el análisis de Automercado, en la provincia de Heredia ha habido más compromiso con el tema, y en el Oeste de San José ha habido menos compromiso con la causa de reducir el uso de bolsas plásticas. Ahora el supermercado se está enfocando en reducir el uso de la segunda bolsa de plástico cuando los consumidores compran carnes. Por su parte, la representante de FIFCO comentó que, si bien la empresa es una gran usuaria de plástico, hace 10 años tomó la decisión de ser la primera empresa cero residuos sólidos – que se logró en el 2011 – a través del reciclaje y de la reutilización. FIFCO también tomó la decisión de que el 40% de la remuneración de todos los empleados depende de cumplir con metas ambientales y sociales. En materia de uso de plástico, FIFCO está utilizando menos plástico en las botellas y se están reutilizando hasta 30 veces – algo que es más costoso que el plástico de primer uso. Por tres meses consecutivos (a agosto 2018) FIFCO había reciclado el 100% del plástico que saca al mercado. Asimismo, la empresa ha estado probando un biopolímero denominado PLA que ha mostrado muy buenos resultados. Ambas representantes alentaron la investigación e innovación en el tema, así como las alianzas público-privadas.

La experiencia de la Unión Europea.  De acuerdo con la representante de la delegación europea, el sector del plástico genera 340 mil millones de euros de ingresos y 1.5 millones de empleos solo en Europa; sin embargo, los consumidores europeos generan 25 millones de toneladas de desperdicio plástico cada año y solo el 30% se recicla. Esto significa que el 95% del valor del embalaje plástico – 105 mil millones de euros – se pierde para la economía. De allí que la UE esta determinada a implementar una estrategia de economía circular que prohíba la comercialización de los 10 productos de plástico de un solo uso que suelen encontrarse con más frecuencia en las playas europeas. Se están buscando productos alternativos menos contaminantes, así como aumentar la contribución de la industria a los costos de gestión de residuos. Se pretende también que otros productos plásticos sean reutilizados y reciclados al 2030. El potencial de crecimiento es muy significativo: ya en el 2014, inversiones privadas en el sector de economía circular en Europa alcanzaban un estimado de 120,000 millones de euros, lo que representaba un aumento del 58% con respecto al 2008, y se habían creado 4.5 millones de empleos en el sector.

Sin duda, el tema de la transición de la industria del plástico hacia una economía circular va a seguir ocupando la agenda tanto el sector privado como del sector público durante la próxima década.

Escuche el podcast aquí:

 

Síganos en
las redes

Suscríbase a
nuestro boletín

Suscríbase al boletín para estar
al tanto de novedades académicas

Cerrar

Idiomas

Custom Search 1

Noticias y Eventos

Semana Vocacional 2019


16 Noviembre 2019

Digital Transformation Week


16 Septiembre 2019
Compartir